Si nos llegan a decir en mayo de 2019 que tres años más tarde conseguiríamos un premio de diseño con lo que empezó como un proyecto fin de curso, no nos lo creeríamos. Y no ha sido cuestión de suerte, que no os engañen, estas cosas no suceden por arte de magia. Han sido tres años de mucho esfuerzo, de dedicar nuestro tiempo libre a trabajar en Cicla siempre con mucho cariño y priorizando la salud mental del equipo.

Los inicios

Empezamos a aprender más sobre el funcionamiento del ciclo menstrual a nivel personal y nos dimos cuenta que todas las aplicaciones del mercado tenían una aproximación al ciclo menstrual muy similar y simple. Tanto a nivel visual donde se usan recursos más cercanos a un público infantil que a uno adulto (colores rosas y pastel, dibujos de flores, corazones, etc.) hasta la propia experiencia enfocadas a la reproducción o la ventana fértil. Además se centran únicamente en el registro de la regla obviando el resto del ciclo menstrual y piden a la usuaria que introduzca muchos datos sin dar ninguna información a cambio.

Nació así el propósito de crear Cicla, una aplicación que aporta un nuevo punto de vista sobre el ciclo menstrual y que recoge y escucha las necesidades reales de las mujeres y personas que menstrúan.

Lo hemos hecho contando con:

El equipo

Es curioso la cantidad de aplicaciones de ciclo menstrual que tienen un equipo formado en su mayoría por hombres, no tiene nada de malo, pero nosotras queremos romper con el patrón de los equipos de hombres diseñando experiencias para mujeres.

Cicla está formada por un equipo de mujeres por varios motivos:

  1. Queremos abordar este tema desde la empatía y el cuidado que es fundamental cuando estamos hablando de un servicio para el bienestar, el autoconocimiento y el cuidado personal.
  2. Otorgarnos visibilidad como equipo y llevar a cabo un proyecto de esta envergadura generando un espacio de seguridad y aprendizaje libre de relaciones de poder y jerarquías. 

Las usuarias

Priorizamos la calidad por la cantidad, no buscamos tener millones de usuarias, sino que se sientan cuidadas y escuchadas

Para esto desde el inicio hemos contado con ellas y abierto los canales necesarios para mantener una relación directa y cercana:

  • Creamos una newsletter en la que se pudieran suscribir y estar al tanto de cómo iba avanzando el proyecto.
  • Abrimos canales en redes sociales y mail para tener una interacción directa con ellas
  • En la aplicación tenemos un formulario en el que vamos recogiendo la opinión y sugerencias que nos sirven para alimentar las funcionalidades y mejoras que iremos implementando.
  • Y desde el inicio hemos realizado entrevistas personales, diarios de seguimiento, test de interacción y encuestas, que nos han ayudado a entender mejor sus inquietudes, gustos, miedos, barreras, deseos y necesidades.

“No quiero que sea sólo un calendario para apuntar las reglas.”

“Que sea feminista. Es más, los hombres deberían usarla para comprender mejor a la pareja.”

“Me preocupa sobre todo el tema de los datos, y cómo pueden ser usados y distribuidos.”

“Quiero cosas útiles que me puedan ayudar, y hacer que el primer día de regla sea menos 'me cago en la puta me ha bajado la regla'.”

“No quiero una visión maternalista y dramática de mi ciclo, quiero que se trate con naturalidad”

Nuestros principios de diseño

Todo el trabajo que realizamos está guiado por unos compromisos o principios de diseño que tenemos muy presentes:

  • Feminista: hay tantos tipos de cuerpos y realidades como mujeres, el diseño y el posicionamiento de Cicla huye de la perfección para acercarse más a las formas naturales e irregulares. No somos perfectas y tampoco lo pretendemos.
  • Fiable: queremos tratar la información con la mayor rigurosidad posible, y normalizar que puede suceder que no sepamos algunas cosas o que se vayan quedando desfasadas, por ello trabajamos para mejorar y dar respuesta a las inquietudes de las usuarias. Y por supuesto no queremos aprovecharnos de la información que nos dan las usuarias para venderla a terceros.
  • Cercana: intentamos comunicarnos como cualquiera de nosotras lo haría si tuviera que explicar algo a sus amigas, queremos que sea un lenguaje y unos recursos cálidos, cercanos y que generen una relación igualitaria.

El resultado

Cicla es una aplicación que rompe con el tabú sobre el ciclo menstrual, fomentando el autoconocimiento y bienestar de las personas que menstrúan. 

Lanzamos la app en Diciembre de 2021, y ya cuenta con:

  • Más de 1.400 usuarias en iOS y Android.
  • 450 suscritas a la newsletter.
  • 1.389 seguidoras en instagram.

Todo ello sin invertir ni un euro en publicidad. Cicla es un proyecto autofinanciado, no hemos recibido ni ayudas ni capital de ningún tipo más que el de nuestro bolsillo.

El ciclo es mucho más que la regla.


Suscríbete a nuestra newsletter, añadiendo tu nombre y email al final de la página, y te mantendremos informada de contenidos y novedades. ¡Únete a la comunidad Cicla!

Por nosotras, para todas 💜